Más de 10 años de tracción animal en Raventós i Blanc


10 hectáreas y tres caballos

Hace más de una década, cerca del año 2009, la finca Raventos i Blanc empezó a trabajar con la ayuda de caballos como alternativa al uso de tractor. Los beneficios  para las cepas y los suelos fueron casi inmediatos.

¿Qué beneficios da la tracción animal?

La viticultura biodinámica y regenerativa ayudan enormemente a tener unos suelos vivos, la tracción animal permite mantener los suelos esponjosos, estructurados y así favorecer la vida de miles de microorganismos que habitan en ellos. A corto plazo y de forma inmediata, la tracción animal tienes tres grandes beneficios en el ecosistema y el viñedo:


Reduce las emisiones de C02 solo usan herramientas de antaño adaptadas a los nuevos tiempos, herramientas de arrastre preparadas para cada tipo de trabajo en el viñedo. Así mantienen los viñedos libres de C02 procedentes de maquinaria.

Cuida la planta de forma personal: brinda el máximo respeto a las cepas que en caso de error el animal nunca las rompería y un tractor sí. Además, trabajar con tracción animal es ideal para viñedos viejos en formación en vaso o en parcelas en pendiente, donde la máquina no puede acceder, por su ligereza el animal puede adaptarse al terreno.

Finalmente, pero no menos importante, ayuda a mantener unos suelos más vivos y estructurados. Los suelos y sus nutrientes son los grandes protagonistas a la hora de mantener un viñedo sano y fuerte; ellos son la base para que las variedades locales se nutran.

Reduce la compactación: El suelo permanece esponjoso y hay más vida (insectos, hongos, bacterias, gusanos…) y las raíces de las cepas se desarrollan mejor. De esta manera, las cubiertas vegetales crecen con más fuerza y permiten descompactar la tierra y aportan materia orgánica al suelo que es necesaria para su buena fertilidad.

Trabajos y herramientas de la tracción animal

Los trabajos se realizan con herramientas antiguas adaptadas, en muchas ocasiones, a las necesidades actuales o mejoradas con nuevas técnicas. Cada una de ellas, tiene una función específica.

Las tareas fundamentales son: arar la tierra y desherbar, estos son los trabajos que más meses ocupan en el calendario vitícola. Además, sirven para sembrar entre pasadas las cubiertas vegetales.


El arado consiste en remover la tierra más profunda para eliminar raíces de hierbas invasoras y airear el suelo. Por otro lado, muchas veces aramos poniendo tierra en la base de la cepa para resguardarla del frío en meses donde puede haber heladas o al revés, tirar la tierra al centro de las pasadas, en las estaciones de más calor para controlar el nacimiento de la hierba.  Trabajos que realizan con la Pala de tumbar.


Desherbar permite limpiar de forma más superficial las pasadas de las parcelas para eliminar los primeros crecimientos de hierbas que compiten con la cepa por el agua. Para ello, usan el Vibrocultor. A veces también la utilizan, una vez la tierra está arada, para prepararla para la siembra.

En viñedos más grandes usan el Avantren, que permite que dos caballos trabajen a la vez, permitiendo enganchar diferentes tipos de herramientas, como la intercepa. 


También siembran cubiertas vegetales que posteriormente sirven para nutrir los suelos de los viñedos o como comida para sus animales. Trabajo que realizan con la sembradora, que sirve para tirar la semilla al suelo de una forma ordenada y regulada


Tener caballos en la finca es una manera de recuperar una tradición de Raventos i Blanc para que sea lo más sostenible posible. Una finca con un organismo granja vivo en el que los caballos son un pilar fundamental para conseguir tener un suelo vivo y más fértil.

La conexión espiritual que existe entre el hombre, el animal, la planta y la tierra, les permite un caminar consciente entre las viñas, contemplar y conocer cada cepa.

Identificarse dejar un comentario

     






¿Qué es la “Selección Curada” Bacchus?
🙂 Hola!

¿Estás interesado en nuestros productos y quieres beber buen vino?